Última Hora

HA MUERTO FAUSTO: “GRACIA Y TEMBLOR TELÚRICO”

Consejo de redacción | 23 junio, 2022

Foto de Gloria Margarita Fresco Crespo.

El pinareño crítico de arte, José Antonio Quintana, escribió para nuestra revista Convivencia en su número 26 un artículo sobre Fausto del que el Consejo de Redacción ha querido recobrar algunos fragmentos ante la triste noticia de la muerte del pintor, en la ciudad de Pinar del Río, el pasado 3 de mayo de 2022.

“Fausto ha ganado el pan dibujando. Fue durante décadas un disciplinado y esforzado dibujante técnico, y mientras esto hacía soñaba con el arte. Leía, visitaba exposiciones. Preguntaba. Casi a escondidas comenzó a deformar imágenes de gentes y de cosas. Un buen día realizó una exposición de personajes notables de su ciudad natal, Pinar del Río. La comunidad pinareña se dio cuenta de que aquella exposición constituía la presentación de un nuevo artista. Por lo menos, había nacido un excelente caricaturista. Una parte importante de su obra son caricaturas. Pero no caricaturas de crónica social o política. Esos eran los temas de siempre. Él ha creado un género de caricaturas de personajes inventados por el arte, sobre todo para el ballet y casi siempre interpretados por Alicia Alonso. Pero no solo es el tema novedoso lo que otorga originalidad a sus caricaturas, es además una delicada percepción de los ambientes dramáticos y de la psicología de los personajes, presentados como exageraciones irreverentes pero artísticamente respetuosas.”

“Amor y humor emanan sus caricaturas. Amor, en la realización caricaturesca de Dido y de Carmen. Muchas veces ha repetido a Carmen y siempre se la ve como uno percibe la sazón, los aromas y la pasión danzante de la raza. Humor sobrio y provocador en el coloquio de Alicia con Dulce María Loynaz. Uno ríe e inconscientemente trata de acercar el oído para enterarse de las mutuas confidencias. Fausto es un buscador. No se detuvo en la caricatura. Hacía tiempo que observaba los edificios de Pinar del Río y de la ciudad de La Habana como si fueran personajes. Me refiero a los inmuebles de abolengo histórico y arquitectónico. Él no los veía, ni los ve, como cosas muertas. Ha visto que se mueven, que levitan, que dan posada a personajes etéreos; que a ratos constituyen la sede de una fiesta de espíritus. Y ha pintado todo eso. Pero como es un deformador o exageración natural, los ha dibujado a la manera expresionista. Digo dibujado porque el dibujo prevalece en su obra, aún en aquellos en los cuales no se nota pero pervive debajo de los trazos de color.”

Con estas hermosas y descriptivas palabras, el Consejo de Redacción de Convivencia desea rendir homenaje a quien fuera un asiduo colaborador y un asistente siempre ameno a las tertulias en casa de nuestro director.

Que la luz con la que resucitaste edificios y personajes, para mantenerlos siempre vivos, brille para ti eternamente y te mantenga resucitado entre nosotros, querido Fausto.