Última Hora

PALABRAS DE CLAUSURA DEL VI ENCUENTRO DE PENSAMIENTO Y PROPUESTAS PARA CUBA DEL CEC

Jorge Ignacio Guillén Martínez | 15 abril, 2020

Participantes en el VI Encuentro del CEC. Foto de Archivo Convivencia.

Después de concluido este VI Encuentro del Itinerario de Pensamiento y Propuestas para Cuba del Centro de Estudios Convivencia, lo primero que se impone es el agradecimiento profundo a todos los que de alguna manera formamos parte de esta obra, que juntos, Isla y Diáspora, hemos venido construyendo año tras año.

Desde su fundación en 2015 como think tank, el Centro de Estudios Convivencia ha logrado, como expresa su misión: “organizar encuentros de creación de pensamiento sistemáticos y coordinados de ciudadanos, profesionales y expertos radicados en Cuba y en la Diáspora, que a partir de los principales retos sociales y económicos del país, piense y eduque, proponga y debata visiones y propuestas de solución, a corto, mediano y largo plazo”. Ya son seis encuentros como este que acaba de concluir, ya son ocho Informes de Estudios sobre diversos temas entre los que destacan: 1. Economía, 2. Marco jurídico y tránsito constitucional, 3. Educación, 4. Cultura, 5. Agricultura, 6. Medios de Comunicación, 7. Ética, Política y Religión, 8. Gobernabilidad y Gobernanza; y ahora se suman dos temas más, que se publicarán como dos nuevos informes sobre Salud y Corrupción, Narcotráfico e inseguridad ciudadana en el futuro de Cuba. En cada uno de estos se han propuesto visiones, estrategias, objetivos y acciones concretas, que permitan en el corto, mediano y largo plazo tomar decisiones sobre cómo avanzar en el futuro de la nación. De esta manera respondemos a la inquietud de no saber a dónde ir o no tener un proyecto futuro de nación: existen propuestas, existen ciudadanos cubanos comprometidos con la generación de pensamiento y estos resultados son prueba de ello.

Esta obra la hemos construido entre cubanos de la Isla y de la Diáspora, entre cubanos de distintas ideologías o pensamiento político, entre ciudadanos de a pie, emprendedores, campesinos y académicos, que con la mirada puesta en Cuba, en el futuro de nuestro país y en el bienestar de nuestros ciudadanos, no han dudado en aportar con su esfuerzo, talento y apoyo espiritual y material para que salga adelante esta obra, que es de todos y cada uno de los que participamos de este itinerario. Es por ello por lo que a pesar de los obstáculos (confiscación de la sede del CEC, interrogatorios, detenciones, prohibiciones de salida del país), no hemos dejado de producir pensamiento, no hemos dejado de vislumbrar la Cuba del futuro y de proponer los caminos que pudieran acercarnos a ella. Este es también el reto que se nos plantea: Cuba necesita de nuestro esfuerzo intelectual, y de nuestro ánimo para sobreponernos a los obstáculos que se presenten, de manera que podamos seguir generando propuestas para el futuro, y cada día propuestas de mayor calidad.

Por otro lado, luego de cinco años de fundado el CEC, también estamos celebrando la cosecha de lazos y alianzas internacionales con otros centros de estudios y universidades. Este año hemos fundado el Centro España-Cuba “Félix Varela”, un espacio de colaboración permanente entre la Universidad Francisco de Victoria (UFV) en Madrid, y el CEC. Este centro ya ha comenzado a dar frutos mediante publicaciones, discusión crítica de los informes y la primera jornada académica realizada en Madrid el pasado mes de noviembre, además de que contamos en este evento, que hoy culmina, con la participación de su director y una de las colaboradoras y profesoras de la UFV. También hemos logrado establecer vínculos con la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá, presentamos el pasado septiembre el libro “Cuba busca una salida” con los miembros del “Programa Cuba” de dicha universidad, hemos publicado en su revista Foro Cubano y establecimos contactos para futuras colaboraciones.

Por último, a partir de nuestra participación (también en septiembre del 2019) en la cumbre latinoamericana de think tanks organizada por el “Programa de Think Tanks y sociedad civil de la Universidad de Pensilvania”, hemos pasado a formar parte de la comunidad más grande e importante de think tanks en el mundo, ya estamos en el directorio de think tanks de dicho programa, ya aspiramos a salir en las próximas ediciones del ranking de think tanks que realiza dicha universidad, y además nos regocijan las invitaciones que hemos recibido de parte de dicho programa para participar en diciembre del 2019 en la cumbre mundial de think tanks que se realizó en Río de Janeiro, y en la última edición del “Why think tanks matter”, una iniciativa para destacar la importancia de los centros de pensamiento y el asesoramiento en política. Desde Cuba, realizamos el pasado mes una reflexión, mediante un foro online (innovadora y eficiente manera de compartir y generar pensamiento), en la que nos unimos simultáneamente a cientos de think tanks de todo el mundo.

Para terminar, creo que podemos alegrarnos de los pasos que el CEC ha estado dando, los animo a seguir construyendo juntos el futuro de Cuba, y les agradezco la participación, el tiempo y todas las colaboraciones que de una forma u otra hemos estado, y seguiremos, ofreciendo para Cuba.

 

 


  • Jorge Ignacio Guillén Martínez (Candelaria, 1993).
    Laico católico.
    Licenciado en Economía.
    Máster en Ciencias Sociales por la Universidad Francisco de Vitoria, Madrid, España.
  • Miembro del Consejo de Redacción de Convivencia.