Última Hora

ELECCIONES DEL 10 DE NOVIEMBRE DE 2019 en España: el poder de la democracia

Elías M. Amor Bravo | 14 Noviembre, 2019
  1. Hay un gran perdedor: “Ciudadanos”.

Sin justificaciones. Ha pasado de ser tercer partido en representación en el Congreso a tener solo 10 escaños. Con independencia de la pérdida de su posición competitiva, de la presión del establishment contra el partido, y las consecuencias de los pactos en ayuntamientos y comunidades autónomas con el “Partido Popular” (PP) y “Vox”, es evidente que hay un problema de liderazgo que está claro, y Albert Rivera ya lo ha dicho en la noche electoral. 

  1. Pedro Sánchez fracasa en su estrategia.

Los asesores de Pedro Sánchez se equivocaron. Las elecciones se convocaron (a un costo de 160 millones de euros) para despejar incertidumbres y formar un gobierno estable. Ni una cosa, ni la otra. Sánchez se ha quedado prácticamente con los mismos resultados y posiblemente tendrá que negociar con “Podemos” precisando del apoyo de partidos separatistas. Peor que antes. A pesar de las predicciones del CIS de Tezanos que le daba 150 escaños.

  1. El PP se consolida como segunda fuerza política.

El cambio de estrategia, de liderazgo y la distancia temporal de los casos de corrupción, que se van apagando, han dado empuje al PP, que sin embargo, está muy lejos de sus resultados históricos, con la división electoral que se ha producido en su espacio. No tener representación en el País Vasco o una parte muy pequeña en Cataluña, son aspectos que se deben estudiar y tener en cuenta por el PP.

  1. “Vox” es el gran triunfador.

Pero, ¿por cuánto tiempo? Y ¿en qué condiciones? Ha pasado a ser la tercera fuerza política, desplazando a “Ciudadanos” y ha ganado en ciudades y en Comunidades autónomas (Ceuta y Murcia) pero está lejos del PP y tendrá que jugar su estrategia de forma distinta. Es la gran incógnita.  A partir de ahora el electorado de “Vox” tendrá mucho que decir y este partido ante las instituciones, también.

5. Pablo Iglesias baja, pero resiste.

Ni la irrupción de Errejón con “Más país”, ha causado el daño que se esperaba, a pesar de las numerosas contradicciones que aquejan a la organización de izquierdas. Volverá a ser clave en la formación de gobierno, y también aquí ha salido mal la estrategia de Pedro Sánchez que tendrá que entenderse con Pablo Iglesias obligatoriamente. 

6. Los nacionalistas repiten los mismos resultados que en abril.

El voto dado a los partidos nacionalistas se mantiene firme, a pesar de la tensión (sobre todo en Cataluña) de las últimas semanas y la influencia mediática. Otro tanto cabe señalar de “PNV” y “Bildu” así como la irrupción de “CUP” en el Congreso. Habrá que ver qué papel juegan en el nuevo mapa político.

7. Las encuestas han estado cerca esta vez.

Las horquillas de la noche electoral han dejado las estimaciones de las encuestas, sobre todo las de GAD3 de Michavila, muy cerca de los resultados, si bien hubo diferencias por encima y por debajo. El gran fracaso anunciado ha sido el CIS, que financiado con fondos públicos, debería tener un papel mucho más relevante que el que Tezanos le ha dejado. Probablemente aquí habrá cambios.

  1. El mapa político español está más enfrentado y dividido que nunca.

España reproduce resultados que se están produciendo desde hace tiempo en el resto de países de Europa. Esto exigirá políticas de corte europeo. Se acabó el bipartidismo en España. El Congreso observa un aumento del número de partidos y más división que nunca antes, entrando con fuerza además del eje izquierda-derecha, el eje España-región, de consecuencias imprevisibles.

9. La gobernabilidad retada.

Todo ello supone dificultades adicionales para la gobernabilidad. Pedro Sánchez tendrá problemas para formar un gobierno, y el bloque de la derecha no suma la mayoría necesaria para gobernar a pesar del crecimiento de “Vox”, dentro de este bloque. Muchos piensan que esta convocatoria ha salido peor que las elecciones del 28A.

10. Los medios han ganado también.

Noche espectacular de las cadenas de televisión, tanto la estatal como las privadas, las radios (a pesar del fútbol) y los medios electrónicos. La política interesa y tiene atracción mediática. La apuesta de los medios lo confirma. El pluralismo político, el contraste de opiniones diversas, la interpretación de la realidad, muestran el poder de la democracia.

 

 

 


Elías M. Amor Bravo.
Analista cubano y especialista en formación profesional y empresarial.
Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales.
Máster en gestión pública directiva.
Director de la Fundación Servicio Valenciano de Empleo.
Director general de formación y cualificación profesional.
Miembro del Consejo Académico del Centro de Estudios Convivencia.
Reside en Valencia. España.