El reino del absurdo

Pinar del Río: ¿Princesa o cenicienta?

Luis Cáceres Piñero | 23 junio, 2022

Foto tomada de internet.

En la lejana fecha del 13 de marzo de 1861 nació en León, España, el Sr. Leandro González Alcorta. Al finalizar la guerra de independencia escoge para vivir a Pinar del Río donde lo nombran Juez de la Provincia.

Este ilustre hombre que también era maestro y periodista, fue un gran defensor de la independencia de Cuba, trabajó para efectuar la siembra de árboles frondosos en la calle Alameda de Pinar del Río para mejorar la frescura y la pureza del aire en esa vía principal de la Ciudad.

En su memoria fue nombrada una calle que hasta hoy los pinareños llaman con su nombre. Pero lo más recordado y lo que más ha trascendido fue su famosa frase: “Pinar del Río no debe ser la cenicienta de los cuentos”, frase inmortalizada en la letra del Himno Oficial de Pinar del Río escrito por la sanjuanera Rosita Delgado.

Hasta la fecha de 1958, podíamos recordar al ilustre español y cubano González Alcorta, diciendo con él que Pinar del Río no podía ser la provincia cenicienta de Cuba. Nos basamos en los datos que hemos recogido del valioso libro de Wilfredo Denie Valdés, historiador de la ciudad, “Apuntes para una historia de Pinar del Río”, publicado por Ediciones Convivencia en 2012, donde aparecen los precios de entonces en las abundantes bodegas, todas privadas, de la ciudad pinareña. Por ejemplo:

Arroz importado, un paquete de 10 libras – 1,50 el paquete
Frijoles negros, colorados y blancos – 10 centavos la libra
Tasajo uruguayo – 35 centavos la libra
Sardina japonesa en lata – 15 centavos
Queso amarillo – 30 centavos la libra
Queso blanco – 25 centavos la libra
Jabón Candado, Oso Blanco – 10 centavos la unidad
Café Puro – 80 centavos la libra
Ajo y cebolla 10 centavos la libra
Manteca – 15 centavos la botella
Azúcar prieta – 3 centavos la libra
Azúcar blanca – 5 centavos la libra
Cervezas (Varias marcas) – 15 centavos la botella
Cigarros (30 marcas diferentes) – 10 centavos la cajetilla
Y así una lista larguísima de productos de todo tipo
Pasemos al tema del transporte en Pinar del Río antes de 1959, todo en manos de particulares. Según el libro de Historia citado:
Viaje Pinar del Río – Habana – Ruta 35 – 1.20
Pinar – Guane con escala en Sumidero, San Carlos, Punta de la Sierra – 70 centavos
Pinar – San Juan – 20 centavos
Pinar – Consolación del Sur- Herradura- San Diego – 40 centavos

En cuanto a diversiones para la familia pinareña, ya en 1920 había un inmenso solar que se extendía desde la calle Máximo Gómez hasta Maceo. Ahí se construyó un gran Parque de diversiones llamado “La Fe Park”, propiedad de Horacio de la Fe. Según William Denie, este sitio contaba con un pequeño tren tirado por una locomotora de vapor que sobre raíles atravesaba un llamado Túnel del Amor, donde los enamorados aprovechaban para darse un furtivo beso antes de salir a la luz. Tenía también carrusel, estrella, magos, gitanas que tiraban las cartas, artistas invitados que venían de La Habana y hasta un cine dentro de la propia instalación.

Otros muchos son los aspectos a resaltar de Vueltabajo, como el Comité Cívico “Todo por Pinar del Río”, fundado por el Dr. Tebelio Rodríguez del Haya, y la contribución voluntaria de sus propios ciudadanos canalizaban arroyos, pavimentaban calles, fumigaban, vacunaban, organizaban las Verbenas y Misa de San Rosendo, Santo Patrono de la ciudad pinareña, entre otras muchas iniciativas que le daban vida y prosperidad a este territorio.

¿Dónde estaba la Cenicienta? Ayer se convirtió en Princesa de Vueltabajo, hoy podemos experimentar su retroceso a tiempos que nunca vivió. Calles abandonadas, arroyos desbordados, muerte cultural, subida meteórica de todos los precios, escasez de todos los alimentos y medicinas, con una Tarjeta de Racionamiento reducida a lo que venga cada vez más flaca y cara. El miedo acecha a la sombra y la olla cogiendo presión, no la de nuestras cocinas sino la de nuestra ciudadanía.

Esperemos que entre todos evitemos que la olla explote porque eso nadie lo quiere y nos dañará a todos.