Derechos Humanos

Ecos de una marcha

Rosalia Viñas Lazo | 14 Junio, 2019

Foto tomada de Internet.

El sábado 11 de mayo tuvo lugar una marcha LGBTI organizada por activistas independientes dentro de la Isla. Este evento se planificó y difundió vía Internet, donde tuvo una excelente aceptación y repercusión.

Se reunieron en el Parque Central para salir desde allí y llegar al Malecón de La Habana, lugar al que no pudieron llegar dado que se lo prohibieron autoridades del gobierno cubano, y no a través de la vía pacífica sino represiva y violenta, con arrestos arbitrarios y maltratos físicos. En días posteriores, no bastándoles la represión in situ, continúan amedrentando a diferentes activistas que participaron en la marcha.

En la marcha participaron periodistas acreditados en el país y miembros del cuerpo diplomático, y aun así, el gobierno mostró el verdadero rostro de la intolerancia, el miedo e irrespeto a la diversidad, sea cual sea.

Son muchos los que hablan y comentan sobre la marcha, tanto en el ámbito online y offline, donde la mayoría de los comentarios son de orgullo y satisfacción por la valía y coraje del movimiento LGTBI y los muchos amigos que acompañaron la bandera multicolor. Estos hijos de Cuba dieron una clase magistral sobre cómo se defienden los derechos humanos, sobre convicción, sobre amor propio y respeto.

Esta marcha demostró el poder que tiene Internet en estos tiempos, cómo se hizo posible lo que en tiempo pasado parecía imposible, y cómo sí se puede cuando se quiere y se valora a la persona humana por sobre todas las cosas.

 


  • Rosalia Viñas Lazo (Pinar del Río, 1989).
  • Miembro del Consejo de Dirección del CEC.