Derechos Humanos

INTERNET, SOCIEDAD CIVIL Y GOBERNANZA EN CUBA (2008-2020) (Parte II y final)

Jorge Ignacio Guillén Martínez | 13 octubre, 2020

Foto tomada de Internet.

1. Transformando la cotidianidad de los cubanos

Con la llegada de internet se observa cada año una ciudadanía más informada, empoderada y dispuesta a involucrarse a participar en procesos sociales, políticos y económicos de interés para la nación.  El flujo de información de los entornos digitales es un “arma” importante en manos de una ciudadanía que por sesenta años ha sido víctima del adoctrinamiento y de la propaganda política, el mundo digital constituye además de una valiosa fuente de información, un espacio de libertad en el que podemos elegir -a pesar de la censura- qué y a quién leer o creer, un entorno con grados de libertad sustancialmente superiores a los que disfrutamos en los espacios físicos en los que día a día nos desenvolvemos. Esta información y esta libertad relativamente superior, son elementos que fortalecen y enriquecen nuestra visión de la realidad, y transforman también nuestra conducta personal y social.

Algunos ejemplos de procesos que se desarrollan en el mundo online, y que ya se siente cómo impactan en las personas, en sus ideas y forma de enfrentar la vida, son los siguientes:

Los comunicadores, blogueros, influencers, youtubers, etc., son un buen ejemplo de transformación de la sociedad hacia un mayor empoderamiento y participación, y hacia mayores -diversas y amplias- opciones de consumo informativo, elecciones de entretenimiento y de acceso a conocimiento. Con internet y las redes sociales han surgido en Cuba nuevos actores en los entornos digitales que juegan un rol importantísimo en las democracias, actores que generan contenidos de interés, que dan a conocer la realidad de los países, que cuestionan a los poderes imperantes, que satisfacen demandas ciudadanas (económicas, políticas, culturales).

El caso de los blogueros es relevante, pues fueron los pioneros en Cuba, cuando a finales de la primera década de este siglo personas como Yoani Sánchez protagonizaron un movimiento capaz de romper el monopolio oficial de la información. Esa semilla ha germinado y hoy se suman otras modalidades informativas y otros protagonistas. Ciudadanos que desde sus diversas vocaciones y estilos visibilizan realidades y aportan al debate público, promueven la participación de las personas, y protagonizan novedosas iniciativas que buscan el servicio a las propias comunidades a las que se deben.

Líderes de opinión que democratizan el escenario digital y empoderan a la ciudadanía, promueven la rendición de cuentas por parte de los poderes políticos, y potencian los niveles de transparencia de las instituciones, influyendo de esta forma en la buena gobernanza de la sociedad.

Redes sociales en sí. Indiscutiblemente, las redes sociales son el espacio de mayor tráfico en la Cuba digital, de hecho, no son pocos los cubanos que solo conocen o consumen contenidos de redes sociales, una tendencia que probablemente cambie a medida que el acceso a internet crezca. Nunca antes los cubanos se expresaron tanto, con tanta libertad y representación social, nunca antes se cuestionó tanto -en público- al gobierno cubano (para bien y para mal) que en la era de las redes sociales. Esta es la grandeza de internet, estos han sido los resultados en cualquier sociedad del mundo con su llegada, en esto consiste la potencialidad de internet para transformar las sociedades, para bien y para mal.

Pese a las fake news, la desinformación, la censura, la represión y violación de derechos en entornos digitales, no quedan dudas de las amplias bondades que ofrece la red de redes, las que justifican su utilización y promoción como herramienta para hacer mejor la vida de las personas y las sociedades. Pero más allá de lo meramente político, la vida personal cambia con el acceso a redes sociales: más comunicación, más conocimiento, interconexión entre personas del mundo, etc. A pesar de los riesgos que implica el uso de la tecnología por sus malos usos, y de la poca educación digital existente en Cuba, los resultados son buenos y la gran mayoría de la sociedad que tiene acceso, se alegra de poder usar las redes sociales.

Medios digitales independientes. En la última década el crecimiento de medios independientes dedicados al periodismo digital -una parte significativa desde dentro de Cuba- es sorprendente y sumamente importante en lo que ha sido, desde luego, el fortalecimiento de la sociedad civil, pero especialmente en cuanto a la ampliación de las oportunidades para el empoderamiento y la participación ciudadana, y a la transformación que implica para la vida de quienes tienen acceso a ellos. La diversidad de medios, la seriedad con que asumen el trabajo de informar, el impacto social que logran, el volumen, veracidad y calidad de la información que ponen en manos de la ciudadanía, es un hecho verdaderamente esperanzador para el futuro de Cuba.

Como se ha destacado en los ejemplos anteriores, historias no contadas y hechos manipulados ideológicamente por la prensa oficial ahora contrastan constantemente con las versiones -respetuosas y profesionales- de los medios independientes, los que a pesar de las limitaciones de la realidad y para el acceso a internet, se esfuerzan por llegar a cada rincón, a cada sector de la sociedad para encontrar la verdad de los hechos y ponerlos al alcance de la gente. Un efectivo ejercicio de colaboración en el que participan los periodistas pero también los ciudadanos que contribuyen con este reto, y son consumidores de la información.

Si bien la censura de varios de estos medios es un obstáculo difícil, no falta el ingenio de estos a la hora de encontrar nuevas formas de hacer llegar el contenido a las personas mediante grupos de WhatsApp o Telegram, post en Facebook, Instagram, videos en plataformas como YouTube, mensajes de texto, o el poderoso invento cubano del paquete semanal. De modo que hoy, no es difícil encontrar varias versiones sobre un mismo hecho, para quien pueda financiar los costos del internet o tener acceso a dispositivos electrónicos, es posible acceder sin muchas dificultades (en caso de que exista el interés) a versiones alternativas sobre los principales temas que preocupan en la actualidad. El impacto de esta realidad es verdaderamente esperanzador para el futuro de Cuba, es garantía para el empoderamiento ciudadano y una mayor y mejor participación ciudadana.

2. Generando oportunidades económicas que impactan en el nivel de vida

El internet supone una revolución para los procesos económicos, al ofrecer herramientas sumamente efectivas para potenciar la productividad y aumentar el alcance de los negocios traspasando incluso las fronteras nacionales. Desde cambios en los procesos productivos, hasta cambios en la distribución y consumo de bienes y servicios, que tributan a la eficiencia económica y al bienestar social.

En Cuba, se ha observado en los últimos años cómo con la llegada de internet, tanto la oferta como la demanda de determinados sectores de la economía, ha tenido cambios positivos. Más y nuevas demandas por un lado, más y mejores respuestas de la oferta por otro, proceso este que aún es incipiente y que con la mayor profundización del internet en la Cuba futura ha de potenciarse exponencialmente. En este sentido, algunos de los ejemplos que muestran el impacto positivo en cuanto a la generación de oportunidades económicas son los siguientes:

Los servicios turísticos. Sin duda, una parte importante de la transformación que con la llegada de internet a Cuba hemos protagonizado los cubanos. Cuba ha transitado de un monopolio casi total de las actividades del turismo a un escenario en el que el ciudadano ha ganado protagonismo, y ha logrado competir en la oferta de servicios turísticos independientes de los oficiales.

A modo de ejemplo: un turista que visitara Cuba antes de internet, básicamente estaba obligado a comprar todos sus productos a través de agencias turísticas oficiales o extranjeras pero bajo los condicionamientos y el control del Ministerio de Turismo de Cuba. Sin embargo, con la llegada de internet, la oferta turística privada ha ganado espacios, el turista tiene la oportunidad de acceder a un servicio diferente y totalmente independiente de las directrices oficiales. 1. El turista puede acceder a una propaganda diferente, pues crecen los videos en redes sociales y plataformas de negocios privados que venden el destino Cuba de una forma diferente, 2. El turista puede reservar una casa particular (que existían desde antes, pero a una escala muy pequeña y se conocían poco) para hospedarse directamente desde internet, y no necesita ir a un hotel, lo cual representa una experiencia totalmente diferente, 3. El turista puede rentar medios de transporte privados, y moverse con libertad dentro de Cuba, 4. El turista puede rentar un guía privado, que le permita conocer Cuba y no solo a la revolución cubana, 5. El turista tiene acceso a miles de restaurantes privados en toda la isla, información y evaluaciones sobre los mismos.

En general, el internet ha creado y fortalecido una industria turística privada, que ofrece servicios de alta calidad, competitivos y auténticos. Ejemplo de ello es la llegada a Cuba de plataformas como Airbnb (imposible de gestionar sin internet), con sus variados servicios (alojamiento, experiencias, aventuras), y el impacto que dentro de esta ha llegado a tener el mercado cubano. Otras agencias, como Bookings, ViaHero, etc., también tienen presencia en Cuba, y juegan un rol importante para la vida de los emprendedores cubanos, los cuales, estarían fuera del juego si la internet no hubiera llegado. Además de agencias extranjeras, surgen nuevas agencias nacionales que se gestionan desde Cuba y crean importantes oportunidades económicas.

Servicios de publicidad. La publicidad ha encontrado su momento dentro de la realidad cubana con la llegada de internet y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. A pesar de las fuertes restricciones, los negocios privados anuncian sus productos mediante redes sociales, crean campañas publicitarias, fortalecen la relación negocio-cliente. Esto ha generado oportunidades de empleo para artistas, modelos, deportistas, personalidades, en sentido general influencers, que con las nuevas tecnologías promocionan productos, haciendo visible determinados bienes, servicios e información que de otra forma pocos conocerían. Pero también surgen empleos para profesionales (economistas, contadores, abogados, diseñadores) que se dedican a la publicidad digital.

De más está decir el cambio que supone la publicidad para la rentabilidad, calidad, y competitividad de los negocios. El mundo del emprendimiento ha cambiado sin lugar a duda, y sigue cambiando gracias a las facilidades que ofrece la tecnología para perfeccionar lo que se ofrece.

Cambios en la gestión de los negocios. La disrupción económica se hace posible gracias a los avances que, con la llegada de internet y otras tecnologías relacionadas, están ahora a la mano de los cubanos. La relación con clientes y proveedores, la optimización de procesos productivos, la integración nacional o global de los negocios, los impactos sobre la competitividad y la calidad, son algunos de los elementos que con el uso de internet sufren cambios y pueden ofrecer ventajas a los negocios.

El conocimiento y la innovación que vienen de la mano del uso y acceso a las TICs hacen posible el aumento de la productividad, el fortalecimiento de los negocios, y al mismo tiempo viabilizan la creación de nuevos emprendimientos que sin internet serían casi imposibles de desarrollar. En Cuba, servicios tecnológicos o basados en la tecnología importantísimos para la gastronomía, el turismo, y el transporte se han estado desarrollando y/o fortaleciendo en los últimos años gracias al acceso a internet.

  • Conclusiones

Para finalizar, considero importante resumir algunas de las ideas fundamentales que se han manejado en este trabajo y que han estimulado mi reflexión sobre los impactos de internet para la vida de los cubanos desde el final de la primera década del siglo XX y durante la segunda. Impactos que apuntan hacia una transformación significativa de la sociedad, que aunque no es suficiente, nos acerca a los cambios que deseamos, a la prosperidad, la democracia y el mayor bienestar social de todos los cubanos.

  1. El acceso de los cubanos a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, internet, celulares, computadoras, y otros, ha crecido significativamente en los últimos doce años. Más allá de los obstáculos que aún persisten (precios altos, censura) este mayor acceso se refleja en las dinámicas cotidianas de las personas: más acceso a información, más comunicación, más expresión, nuevas opciones de trabajo, etc., fenómenos que sin duda son positivos.
  2. Paralelamente la sociedad civil ha madurado, se ha integrado, avanzado en la unidad y diversificación de roles, aumentado su alcance respecto a la gente e internacional. Ha transitado hacia una sociedad civil conectada, más comunicada, con nuevas herramientas para ejercer la intermediación política, económica, social, y cultural en la nación.
  3. Uno de los aspectos más importantes de los dos puntos anteriores es cómo han obligado a una transformación de la agenda mediática y política en Cuba, se ha roto el monopolio de la información y la sociedad civil conectada gana cada vez más terreno en los entornos digitales. Cada vez se traen más y nuevos temas al debate público, con más puntos de vistas diversos, y con un alcance mucho mayor en el público nacional.
  4. Al mismo tiempo, el fortalecimiento de la sociedad civil, el uso de internet y las TICs, han potenciado la legitimidad social de las organizaciones intermedias y han generado una potenciación de su incidencia social. Hoy en día, la sociedad civil es un actor relevante, que responde -sea o no reconocido por el gobierno- a coyunturas que afectan el bienestar político, económico y social, generando reconocimiento social y legitimidad ante una ciudadanía con la que cada vez está más conectada gracias a la tecnología.
  5. Las TICs están transformando la vida cotidiana de los cubanos, que hoy cuentan con nuevas y diversas opciones informativas, comunicacionales, de entretenimiento, de expresión, interconexión cultural nacional e internacional, entre otras realidades que son posibles en la Cuba actual. Ha crecido exponencialmente el número de comunicadores, periodistas, etc., que cuentan la realidad cubana de forma alternativa a la propaganda oficial, y generan nuevas formas de pensar y ver la vida.
  6. Las oportunidades económicas surgidas con la llegada de internet y las TICs, han creado empleos, abierto nuevos mercados, expandido servicios, impactando positivamente en la creación de nuevos emprendimientos y propiciando el fortalecimiento del sector privado ya existente. Sin duda, elementos importantes que mejoran el nivel de vida y aportan al desarrollo económico del país.
  7. Por último, todo este proceso de crecimiento en cuanto al alcance de las nuevas tecnologías y de la internet, ha sido determinante para empujar otros procesos sumamente importantes que avanzan al país -mínima pero significativamente- en la construcción de la buena gobernanza democrática: potenciación de la sociedad civil, su impacto social, crecimiento de la participación ciudadana, transformación de la agenda mediática para una con más información, transparencia, mayor expresión y canalización de las demandas ciudadanas, y mayores exigencias para la rendición de cuentas, cambios en el estilo de vida en cuanto a consumo informativo y acceso al conocimiento.

 

Referencias bibliográficas

14ymedio, 2019. Una nueva declaración emplaza al Gobierno cubano a respetar la libertad de prensa. 14ymedio, 7 Octubre.

Castropé, D., 2020. ¿Por qué el régimen cubano liberó a José Daniel Ferrer? Diario la Américas, 11 Abril.

CEC, 2020. Cuba: La hora del protagonismo de la sociedad civil. Convivencia, XIII (74), pp. 5-6.

Celaya, M., 2019. Cuba y la Constitución castrista: ¿votar No o no votar? Cubanet, 10 Enero.

DDC, 2020. ‘Mercenarios de las redes’: ETECSA responde a las demandas porque baje los precios. Diario de Cuba (DDC), 25 Marzo.

EFE, 2019. Aumentan a seis los fallecidos por el tornado en La Habana. El Nuevo Heral, 3 Febrero.

Escobar, R., 2019. 2,5 millones de electores se desmarcan de la Constitución. 14ymedio, 26 Febrero.

Figueredo, O., Domínguez, E. & Carmona Tamayo, E., 2019. Cuba en Datos: A un año del Internet por el móvil. Cubadebate, 6 Diciembre.

Freedom House, 2020. Cuba: Comunicado contra la aplicación del decreto ley 370. Freedom House, 6 Mayo.

Guillén, J. I., 2019. Aplicabilidad de la gobernanza democrática en Cuba, Madrid: Universidad Francisco de Vitoria. Tesis de Maestría del Máster Universitario en acción política, fortalecimeinto institucional y participación ciudadana en el Estado de Derecho.

Henken, T., 2011. Una cartografía de la blogósfera cubana. Entre «oficialistas» y «mercenarios». Nueva Sociedad, Septiembre -Octubre (235).

Infobae, 2019. Cuba suspendió el tradicional desfile gay organizado por Mariela Castro. Infobae, 7 Mayo.

Nalverte, P., 2019. 19 medios cubanos independientes publican declaración conjunta para exigirle al gobierno más protección y respeto a la prensa. Periodismo en las Américas, 07 Octubre.

ONEI, 2016. Anueario Estadístico de Cuba, La Habana: Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

Pisanu, G., 2019. Control de internet en su máxima expresión: Decreto 370 de Cuba. Accessnow, 21 Noviembre.

Primera, M., 2013. Internet cubano a precios del “imperio”. El País, 5 Junio.

Silva, M. R., 2013. La hora de los desconectados. Evaluación del diseño de la política de “acceso social”, Buenos Aires: CLACSO.

Valdés, D., 2002. Algo se mueve en Cuba. Vitral, VIII(52).

Valdés, D., 2011. Apuntes para una historia desde la sociedad civil en Cuba (III). Convivencia, IV (22), pp. 25-29.

 

 


  • Jorge Ignacio Guillén Martínez (Candelaria, 1993).
  • Laico católico.
  • Licenciado en Economía.
  • Máster en Ciencias Sociales por la Universidad Francisco de Vitoria, Madrid, España.
  • Miembro del Consejo de Redacción de Convivencia.