Debate Público

Un encuentro con el futuro

Damián Pérez González | 30 abril, 2022


Yo dría que casi todos los cubanos estamos de acuerdo con el hecho de que podríamos ser un país brillante y próspero, como alguna vez fuimos. En libertad, con la chispa del cubano, su carisma y vocación por el emprendimiento, no tardaríamos mucho en recuperar nuestra economía y volver al sendero del desarrollo. La diáspora ha demostrado de sobra lo que es capaz de hacer un cubano en libertad.

Pero siempre que pensamos en un cambio en Cuba hay un vacío en el cómo, en el qué vendrá después de un cambio, en qué tipo de leyes deberíamos tener, cómo implementarlas, quiénes liderarían este proceso, etc…

Este vacío es el que quizás termina apagando la llama del deseo de un cambio en el cubano de a pie, esa incertidumbre de no saber qué pasará después. Queremos un cambio, pero el no saber qué vendrá después opaca cualquier impulso de luchar por la libertad.

Es por esto por lo que cuando recibí de manos de Dagoberto Valdés una invitación personal para participar en el VII Encuentro del Itinerario de Pensamiento y Propuestas para el Futuro de Cuba, no dudé ni un segundo en aceptar la invitación.

La idea de dedicar dos días completos a Cuba y a su futuro me cautivó. Los temas para debatir fueron visión y propuestas sobre la“Memoria histórica, justicia transicional y reconciliación nacional en el futuro de Cuba” y “Los cuidados a personas mayores en el futuro de Cuba”.

Cada participante recibió, junto con la invitación, una guía de estudio en la cual se deberían desarrollar propuestas de cada tema, objetivos,estrategias y acciones a realizar. Debo reconocer que fue un placer realizar dicha tarea, desarrollar ideas para Cuba y visualizar una Cuba diferente; me llegó incluso hasta emocionar.

Llegó el día del evento y fui uno de los primeros en llegar. Lo primero que me saltó a la vista fue la organización tan meticulosa de cada detalle, no había nada al azar. El ambiente que se respiraba era muy sano y fraternal, todos con una sonrisa, con un saludo cálido, muy buena voluntad y sobre todas las cosas mucho amor por Cuba. Me gustó mucho lo diverso de los participantes, intelectuales, sacerdotes, monjas, emprendedores, catedráticos, médicos, etc… Como diría Dagoberto bromeando, éramos como un arca de Noé, dos de cada especie.

Todas las presentaciones que se hicieron fueron magistrales, me sorprendió mucho el nivel de preparación de cada exponente y el trabajo silente que muchos de ellos hacen en su vida diaria para y por Cuba.

Yo soy un cubano de a pie, alguien que solo sueña con la libertad de Cuba y ojalá algún día pueda aportar algo para alcanzarla, pero en este evento descubrí que hay mucha gente preparada, altamente profesional, que trabaja día a día para lograr un cambio, expertos en los temas más relevantes y necesarios para lograr una transición exitosa.

Desde María Werlau, directora de Archivo Cuba, que fue la primera en exponer, el nivel de detalle de su trabajo es impresionante. El nivel de altruismo y patriotismo de esta persona es estremecedor.Un trabajo de investigación profesionalsin fines de lucro, registrando cada violación de los derechos humanos en Cuba desde 1952 hasta la fecha. Los datos que entregó en su presentación desnudaron rápidamente la situación tan grave que hemos vivido y estamos viviendo dentro de la Isla, sin dudas un gran aporte para una efectiva futura Justicia transicional y para la Memoria Histórica de nuestros ciudadanos. Parte fundamental para no recaer en los males del pasado.

No puedo dejar de mencionar a Fedro Arias King, quien hizo una presentación sobre las transiciones en Europa del Este, simplemente magistral. Entender cuáles han sido los errores de los países que han fracasado en sus transiciones y que han terminado volviendo al comunismo, es clave para nuestro futuro proceso, como también es sumamente importante conocer las claves de las transiciones exitosas. Su presentación y su conocimiento en esta materia no dejaronindiferente a nadie. Sin dudas tras su intervención todos los presentes salimos más convencidos de que una transición exitosa sí es posible.

En general todos los exponentes fueron geniales y muy profesionales en su materia. Los datos presentados por el Dr. Carmelo Mesa Lago, profesor emérito de la Universidad de Pittsburgh y la Dra. ElaineAcosta, directora ejecutiva de Cuido60, fueron escalofriantes, desnudaron la situación tan grave que tenemos en la Isla con respecto a la atención médica, infraestructura hospitalaria y cuidados del adulto mayor.

Posterior a las presentaciones, comenzaron los trabajos en equipo,donde cada cual exponía las ideas que generó en la guía de estudioque se nos había entregado días antes.

En este punto debo reconocer que varias de las ideas que traía concebidas tuve que editarlas durante el evento, porque fueron tan ricas las presentaciones y tan buenos los debates que terminé viendo algunos temas desde otro punto de vista y con mejor perspectiva. Síntoma inequívoco de que el evento fue todo un aporte tanto intelectual como espiritual.

Fue una tormenta de ideas maravillosa, un ejercicio de pensamiento proactivo donde todas las ideas valían y nadie fue discriminado por su forma de pensar. Fueron debates tolerantes y respetuosos a pesar de lo apasionante del tema en cuestión. Un ejercicio de democracia extraordinario entre cubanos, como si nos encontráramos de alguna manera con el futuro que soñamos. Tras esta hermosa experiencia, siento que hoy amo más a Cuba, confío más en mis compatriotas y tengo la certeza de que una transición exitosa en Cuba sí es posible.

Quiero felicitar a todo el equipo del Centro de Estudios Convivencia (CEC)- ¡Qué profesionalidad y qué amor por lo que hacen! ¡Impresionante! Muchas gracias en nombre de todos los cubanos libres. ¡Gracias, gracias, gracias!

 


  • Damián Pérez González.
    Cubano.
  • Graduado en lengua Inglesa en el Instituto de Comercio Exterior de La Habana. Emprendedor y empresario.
  • Especializado en Santiago de Chile en Ventas, Marketing, Liderazgo y sistemas de mejora continua.
  • Reside en Miami