Cultura

Nuevo ciclo – Poesía Lisset Cabrera Esquijarosa

Lisset Cabrera Esquijarosa | 14 Junio, 2019

Foto de Rosalia Viñas Lazo.

Te pido

  • No te pido luces encontradas ni colores chillones,
  • ni madrugadas hospitalizadas, ni demostraciones de amor cuando no hacen falta.
  • No te pido marionetas de la hipocresía ni pastillas para dormir,
  • Ni ventas, menos cobardía.
  • No te pido siluetas de cariño,
  • ni rosas en la noche, ni almohadas que me cubran.
  • No te pido agua caliente ni olores de jabón.
  • No te pido todos los días, ni tres veces al mes.
  • No te pido comprensión cuando invento, ni ciudades que no existen.
  • No te pido ni cortas ni largas.
  • No mucho, no poco.
  • Y si he de pedir sería reclamo de lo obvio.
  • Reclamo de lo poco que se establece,
  • de pedir solo te pido, que tú tal lo que eres,
  • me abraces, reasumas lo que eres en bien y no me dañes.
  • Te pido que no vendas por huesos mi carne, que no maldigas lo que siento,
  • que importe lo que hablo y lo que siento respetes.
  • Poco pido, o quizás mucho.
  • Mas, ¿qué más podría pedir que lealtad?

Nuevo ciclo

  • En otros instantes sentí la presencia de las espirales del tiempo,
  • descubrí la muerte de mi inocencia y nacimiento de algo más, solo quizás no malo.
  • Desperté en bostezos de humo, me senté en piedras y ahí estaba,
  • formando entre franjas sepias la espiral constante de mi vida,
  • pequeña corteza de babosa que se deja, pues siempre queda chica.
  • Una y otra vez, una y otra vez la misma señal. Testimonio interminable de lo que sé.
  • Mas esta vez albergo la fe de confrontar mi carácter,
  • nuevas metas, nuevas ilusiones, hermoso último ciclo de mi vida,
  • vi la sonrisa triste de mi hermana,
  • vi llorar el alma de mi madre,
  • la franqueza del padre,
  • la decepción del amor que no existió,
  • los besos desalmados para cubrir espacio,
  • vi la belleza de la amistad y comprendí que la verdad duele.
  • Pero la caracola mostró una silueta que ya conozco,
  • dejar atrás no existe, solo progreso,
  • sacrificio de lo amado y la añoranza de otras espirales.

Concepto propio

  •  Ojalá ser curioso sirviera para cubrir la inquietud,
  • ojalá que rozara la debilidad ajena,
  • ojalá que fuera virtud mundial para que no enfaden las palabras,
  • la curiosidad es el motivo por el que se abre y se cierra una puerta, puede inflar o reventar.
  • Es una ilusa sensación que nos inunda la credibilidad,
  • que asesina la quietud, y defiende lo furtivo.
  • A la vez es la rosa que te hace sonrojar, y el azul que te embelesa.

Catarsis

  •  Ser tonto es el único modo de ser libre.
  • Andar la vida como quien domina sus entrañas,
  • sentirse igual con cada circunstancia,
  • dejar de pensar para convertirse en masas,
  • añorar solo lo que es posible y lo que no se descarta.
  • Saber y aceptar que todo cambia,
  • pero no preguntarse, nunca preguntarse por qué esto pasa.
  • La gente que cuestiona no es sensata,
  • los que buscan algo más, allá en la distancia,
  • que saben del peligro de las palabras pero que luchan y se levantan,
  • todo aquel que sueña, aunque conoce poco de esperanzas,
  • aquel que dice y habla, aquel que calla la herida que sangra,
  • que grita por ver qué pasa.
  • Termina siempre por descubrir,
  • que solo el tonto la libertad alcanza.

Carencias

  • Cabizbajo estaba, hundido en tristezas.
  • Tentando a la suerte, en aquella acera.
  • Ahí estaba, cabizbajo como quien nada anhela.
  • Dormitando los huesos, quebrando las penas.
  • Una vida que rompe con pocas cadenas.
  • Ahogando sus miedos en ron o cerveza.
  • Ya no quedan palomas, ni muchas banderas.
  • Ni iconografías, que resultan buenas.
  • Ahí estaba el muchacho, tirado en la acera.
  • Y todos nosotros, culpables de pena.
  • Mas lo dejamos, ahí, rodeado de bestias.
  • Seguimos andando como si no existiera.
  • Cómo le hago para enfrentar mi vergüenza.
  • Si ahí lo dejé, tirado en la acera.
  • Cómo culpar, si no quedan banderas.
  • Palomas muertas rodean mis venas.
  • Todo daría, por que no fuera.
  • Pero ha sucedido, allí en esa acera.

 


  • Lisset Cabrera Esquijarosa (Sancti Spíritus, 1995).
  • Artista de la Plástica.
  • Estudiante de Conservación y Restauración en el Instituto Superior de Arte.