Viernes de Rosalia

El respeto tiene que primar en las redes.

Rosalia Viñas Lazo | 21 Junio, 2019

Viernes de Rosalia

El respeto es la base fundamental de la convivencia fraterna y cordial, sin él no somos más que salvajes bestias incapaces de evolucionar y crecer. La enseñanza del respeto parte del hogar y más tarde en las escuelas.

Es fundamental encaminar el respeto en todas las líneas de la vida, ya sea a la diversidad política, religiosa, de género y de raza, donde los seres humanos no se acribillen con calificativos ofensivos e irrespetuosos, que arrollen la dignidad humana.

Este mal destructor que es el irrespeto está muy visible también en el mundo online, donde se denigra y se ataca a las personas de manera muy burda y grotesca, sin hacer un previo análisis de que al otro lado de la pantalla hay un ser humano, hay un hermano, hay un amigo, hay un niño y hay una visibilidad de quién eres y qué eres capaz de proyectar a los demás.

En el escenario online cubano destaca fuertemente la desacreditación a la diversidad de pensamiento que difiera al Gobierno. Se ha visto un ataque pronunciado por parte de entidades estatales y funcionarios públicos a miembros y grupos de la sociedad civil independiente, donde usan un vocabulario ofensivo y barriotero, que no está a la altura de los cargos que ocupan. Para demostrar un parecer hay que hacerlo con argumentos reales y sólidos, con gritos e injurias no se consigue más que descrédito.

A veces justificamos este tipo de hechos diciendo ‘el me insultó antes, yo tengo que hacer lo mismo”, pero no es así.

Ser seres diferentes hace que la vida tenga color, gracia y alegría, si todos fuésemos iguales, que aburrido sería este mundo. Por ello hay que pensar antes de actuar y respetar a los demás como a uno mismo, no pretender y creer que se puede caminar encima de otra persona.

 

 


  • Rosalia Viñas Lazo (Pinar del Río, 1989).
  • Miembro del Consejo de Dirección del CEC.

 

Ver todas las columnas anteriores