Viernes de Rosalia

CUBER: el Uber cubano

Rosalia Viñas Lazo | 12 Abril, 2019

Viernes de Rosalia

La creatividad que tienen muchos cubanos fuera del ámbito estatal es incalculable. Prueba de ello son los muchos proyectos independientes que van surgiendo dentro de la Isla, aun rebasando los obstáculos y vicisitudes que se pueden encontrar si dicha actividad no se ejerce en el ámbito oficial.

Muestra de ello es la nueva App Cuber, que próximamente estará disponible en su página oficial www.cubertaxi.com, para que todos los interesados en tomar un taxi mediante una vía mas rápida, eficiente y segura, dentro de la capital cubana, puedan descargarla a sus teléfonos móviles y hacer uso de ella. Esta es la versión de Uber cubana, que permitirá el contacto de los conductores de taxis con los usuarios interesados, agilizando y simplificando la movilidad en La Habana.

CUBER surge de la iniciativa y el esfuerzo de un grupo de jóvenes cubanos emprendedores, los cuales tienen muchos deseos y motivaciones de trabajar y gestionar mejoras en el transporte de La Habana, en primera instancia. El tema de la movilidad en la capital es muy polémico desde hace bastante tiempo, las gestiones que la entidad estatal del transporte ha hecho, no han sido suficientes para suplir esta demanda.

¿Cómo funciona CUBER?

Después de tener instalada la aplicación y estar conectados mediante alguna vía a Internet, los clientes se van a crear un perfil que los va a identificar, así como también los conductores van a contar con un perfil que proporcione información referente al mismo. Luego el pasajero pide un taxi, dicho pedido es recibido por los conductores que sean socios de dicha App y se encuentren cerca de la ubicación del pasajero. Después de que alguno de los conductores acepta el pedido, la aplicación muestra el tiempo estimado en llegar a dónde se encuentra el pasajero, también muestra información del conductor y del tipo y chapa de vehículo. Más tarde el cliente ingresa su destino, y la App le muestra a él y al conductor el precio a pagar por la carrera. No existe forma de alterar dicho monto desde ambas partes, la App lo establece de manera predeterminada. El método de pago se hará en efectivo, después de la llegada al destino previsto. Habrán dos tarifas, la nocturna y la del día, basándose en los kilómetros que lleve la carrera. En un último paso, la App solicitará una calificación desde ambas partes, facilitando un nivel y calidad del conductor y del cliente.

Los comienzos de CUBER serán en La Habana. Dicho lanzamiento es una tarea ardua que estos jóvenes emprendedores están llevando a cabo. Ahora mismo están enfocados en la capital, pero no descartan la posibilidad de extender esta iniciativa al resto del país.

El equipo de trabajo de CUBER se siente comprometido con la calidad y la protección de los derechos de los conductores y de los pasajeros, analizando y consensuando cada detalle que garantice la seriedad y enfoque que este proyecto representa para ellos.

Esto es una muestra de que el emprendimiento y los deseos de producir y avanzar están muy presentes en esta Isla.

 


  • Rosalia Viñas Lazo (Pinar del Río, 1989).
  • Miembro del Consejo de Dirección del CEC.

 

Ver todas las columnas anteriores