Viernes de Rosalia

La sofocante realidad

Rosalia Viñas Lazo | 10 septiembre, 2021

Viernes de Rosalia

Varias amistades me han pedido antidepresivos por estos días, me cuentan que ya no aguantan más la situación existente en Cuba, que si esto continúa así sienten que se van a volver locos.Las causas para esas depresiones son muchas y para ellas, ni antidepresivos hay.

La pandemia trajo consigo una nueva forma de vida, y en estos momentos sigue siendo difícil adaptarse, más para los cubanos que debimos sumar esta enfermedad a la cargada carreta de problemas ya existentes que se han agudizado en la última década.

El mayor problema es que no hay nada, el pueblo de a pie está sufriendo severamente la escasez y miseria que hay en el país. El reordenamiento terminó de volver loca la situación. Los precios son sofocantes y la moneda dura, con la que se puede comprar algo, no está al alcance de todos.

La mayoría de las conversaciones comienzan y terminan en torno a la situación, de cómo ya no puede estar peor y de cómo limitan a través de leyes absurdas hasta que los ciudadanos digan lo que piensan y sientan en las redes.

Se me parte el corazón cuando escucho a mis conocidos decirme que están mal, que no tienen esto o aquello, o lo más importante,que no tienen un medicamento. Me vuelvo una maga para explicarle a mi hija que no puedo comprar huevos o salchichas que es lo que más le gusta comer, porque no tengo dónde comprarlos. Ella me ofrece su dinero de la alcancía para que le compre galletas en la tienda y le explico que con el peso cubano no puedo comprar en la tienda donde las sacaron.

Animo a mis amigos y conocidos tanto como puedo, les comparto lo poco que pueda tener y les recuerdo que todo pasa, por difícil que sea. No puede ser diferente para los cubanos, tengo fe en que esto va a pasar, porque merecemos algo mejor y debemos ser valientes y exigirlo. Ninguna ley puede ser mayor que la verdad, y ningún gobierno puede estar por encima de su pueblo, esto es algo que los cubanos ya conocemos.


  • Rosalia Viñas Lazo (Pinar del Río, 1989).
  • Miembro del Consejo de Dirección del CEC.

 

Ver todas las columnas anteriores