Viernes de Rosalia

Callan las redes una vez más

Rosalia Viñas Lazo | 27 noviembre, 2020

Viernes de Rosalia

Pasadas las 7:00 pm de ayer jueves, la conexión a Internet vía Wifi y Datos Móviles en Cuba comenzó a presentar fallos. Diferentes redes sociales como Youtube, Facebook, Messenger e Instagram dejaron de funcionar de repente, pero sí funcionaban con VPN activado. Le pregunté a amigos fuera de Cuba si habían notado algún problema con estas redes sociales a lo que respondieron que estaban funcionando bien. Al mismo tiempo estaba ocurriendo en La Habana, en el barrio de San Isidro, un asalto por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno cubano a la sede del Movimiento San Isidro donde se encontraban hace 7 días en Huelga de Hambre varios miembros de este proyecto cultural.

Los miembros del MSI vienen exigiendo la liberación del rapero Denis Solís González desde su detención, donde fue condenado a 8 meses de prisión por supuesto “desacato” sin llevar a cabo el verdadero procedimiento legal establecido en ley. Estos artistas se han manifestado de manera pacífica en todo momento, regalando su arte y poesía a la libertad de los que sufren injusta prisión y a la defensa de los derechos humanos de todos los cubanos. Comenzaron la huelga de hambre a favor de la liberación de su compañero Denis injustamente encarcelado y solicitando al gobierno un diálogo serio y respetuoso.

El hecho de que las redes sociales dejaran de funcionar, y el acceso a Internet comenzara a fallar mientras ocurría el asalto en la sede del MSI deja claro que no fue casualidad. Lo que ha venido sucediendo con este caso es muy conocido hoy en Cuba y en el mundo gracias a la gran interacción de las redes sociales a través de las cuales se ha hecho visible un fuerte apoyo a nivel nacional e internacional. Desde que comenzó esta situación el apoyo visible en las redes ha sido increíble, por parte de organizaciones de la sociedad civil cubana, por parte de miembros de la iglesia católica, por artistas, por organizaciones internacionales, etc., por parte de innumerables cubanos de diferentes líneas políticas y no políticas que se han solidarizado ante esta injusticia.

Queda claro que el bloqueo temporal de las redes sociales se debió a este evento, dado que el arma más poderosa, además de la dignidad de estos jóvenes, son las redes sociales e Internet para denunciar todo lo que acontece. Es una violación a los derechos humanos.

 

 


  • Rosalia Viñas Lazo (Pinar del Río, 1989).
  • Miembro del Consejo de Dirección del CEC.

 

Ver todas las columnas anteriores