Tertulias y talleres

CELEBRACIÓN DEL PRIMER ENCUENTRO DEL CENTRO DE ESTUDIOS CONVIVENCIA EN LA DIÁSPORA

11 Octubre, 2015

NOTA DE PRENSA PUBLICADA EN 14YMEDIO. 11 DE OCTUBRE DE 2015

 

Participantes en el Primer Encuentro de “Itinerario de Pensamiento y Propuestas para Cuba”. Capítulo de la Diáspora / Miami, EE.UU.

 

 

El estado de la economía cubana y las propuestas para mejorarla a corto y mediano plazo han sido el centro de las exposiciones de un itinerario de pensamiento que bajo el título de Abriendo Espacios se desarrolló los días 10 y 11 de octubre de 2015, en la ciudad de Miami. Cuestiones como economía, propiedad, trabajo y seguridad social, centraron los debates del encuentro que sesionó con la presencia de unos 40 participantes, de dentro y fuera de la Isla.

Este primer encuentro, gestionado con recursos propios y realizado en un salón de la Universidad de Santo Tomás y de la Universidad Internacional de la Florida, tuvo como antecedente el evento celebrado en septiembre pasado, los días 12 y 13, en la ciudad de Pinar del Río auspiciado por Centro de Estudios Convivencia, que también participó en la organización del actual encuentro. Las conclusiones y el resultado de aquellas comisiones de trabajo fueron presentados en este evento y funcionaron como un referente de los debates.

 

Jornadas de estudio y debate del Primer Encuentro de “Itinerario de Pensamiento y Propuestas para Cuba”. Capítulo de la Diáspora / Miami, EE.UU.

Cada una de las comisiones que albergó Abriendo Espacios contó con una decena de miembros y los exponentes principales fueron la economista Karina Gálvez, el analista Pedro Campos, el investigador Siro del Castillo y el estudioso Horacio Espino. A cada uno de ellos ha correspondido una disertación inicial con las propuestas compiladas en la cita anterior y otras sugerencias.

Pedro Campos, expositor por la comisión que debatió los temas de propiedad, aseguró en su intervención de la primera jornada que “hoy la situación cubana demanda cambios políticos de mucho mayor calado que permitan cambios importantes en la propiedad”. Para el exdiplomático, “los cambios democráticos son necesarios e inevitables” aunque agregó que era difícil “predecir” el ritmo de estos cambios.

Por su parte, el periodista Reinaldo Escobar abordó la propiedad sobre los medios de difusión en el futuro, con las ventajas y los riesgos que provocará el fin del actual monopolio partidista sobre la prensa nacional. La libertad editorial, la condición de un acceso a internet sin considerandos ideológicos y el compromiso político con el respeto a la libertad de expresión.

Siro del Castillo, sindicalista, valoró que “seguimos encontrándonos en un país en crisis”, y agregó que se trata de “una Cuba donde muchos jóvenes a menudo no logran encontrar un trabajo digno y sucumben a cierta cubanización de la indiferencia”. En la comisión en que participó Castillo se reafirmó la necesidad de un nuevo Código del Trabajo y la implementación de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El respeto a los fondos de pensión, la autonomía sindical, el fomento del emprendimiento y la formación profesional, centraron las discusiones en las cuales se trató de hacer proyecciones para los próximos años en el escenario cubano. El espíritu de todo el encuentro ha priorizado las propuestas sobre la queja y las soluciones, primero que el diagnóstico.

Igual protagonismo alcanzaron las proyecciones sobre el camino que seguirá la seguridad social en Cuba, especialmente en sectores como la educación y la salud pública. El rescate de la calidad de los servicios públicos y la protección de los más desfavorecidos, que marcaron las mayores preocupaciones.

El evento concluye este domingo y en su sesión final se ha dejado abierta la pregunta sobre el tema del próximo encuentro, la fecha en que se hará y el lugar. Las temáticas propuestas para futuros debates incluyen educación y salud; cultura; marco jurídico; agricultura, medios de comunicación, entre otros.

El académico Juan Antonio Blanco alabó el carácter plural del evento y apuntó la necesidad de “satisfacer necesidades no solo demandas”, mientras que el historiador Dimas Castellanos adjudicó las restricciones sobre el sector privado a una voluntad del gobierno de “no permitir la emergencia de una clase media”.

Durante las conclusiones del encuentro se instó a continuar los debates y seguir aportando al futuro de Cuba. Uno de los organizadores principales, el economista Gerardo Martínez-Solanas, hizo un llamado a mantener el alto nivel de los debates y seguir trabajando por la Nación. El director de la revista Convivencia, Dagoberto Valdés aseguró visiblemente emocionado que durante las sesiones de Abriendo Espacios había atisbado “la Cuba futura”.