Libros gratis

Ética y Cívica: Aprendiendo a ser persona y a vivir en sociedad

15 Junio, 2017

Click en la imagen para descargar
  • La formación ética y cívica es una de las necesidades más urgentes y uno de los desafíos más difíciles para Cuba en la hora presente y en el futuro.
  • Es una realidad, reconocida por todos la existencia en Cuba de un analfabetismo cívico y político, así como de una pérdida de los valores y las virtudes morales en la sociedad cubana. No basta con reconocerlo y lamentarlo. Es necesario ponerle remedio efectivo con el único medio adecuado: la educación.
  • Hace 20 años, el 29 de enero de 1993, nacía para este propósito el Centro de Formación Cívica y Religiosa (CFCR) en la Diócesis de Pinar del Río y su órgano de expresión la revista Vitral (www.vitral.org). Los cursos que ahora presentamos en este libro fueron redactados íntegramente, aprobados e impartidos por los animadores (profesores) de dicho Centro hasta su extinción el 21 de marzo de 2007.
  • El equipo animador del CFCR participó, de diversos modos y grados, en la redacción, revisión y aprobación de estos cursos en su versión inicial. Es por ello que, además de a su autor principal que redactó íntegramente 9 de ellos, hemos querido nombrarlos a todos como Colectivo de Autores de este Libro. En esencia, hemos querido ser fieles a la letra y al espíritu de aquellos cursos. No obstante, por el tiempo transcurrido y por los cambios en las circunstancias, ofrecemos a los lectores esta versión actualizada, corregida y aumentada con nuevos temas y cursos, que es de entera responsabilidad del equipo animador del Proyecto Convivencia desde su fundación el 15 de octubre de 2007. Este volumen tiene 14 cursos de formación para la ciudadanía y la sociedad civil en Cuba.
  • Al cumplir dos décadas de este servicio educativo, ofrecemos este libro de texto y Manual para el educador, con la esperanza de que nos ayude a todos a continuar el legado del Padre Varela enseñando a nuestros compatriotas a pensar con cabeza propia y así podamos proseguir el magisterio del Apóstol José Martí, que quiso poner como Ley Fundamental de la República: “El culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.