Economía

Potencialidades del turismo en Cuba

21 Junio, 2017

Por Miriam Leiva

El turismo es la única industria con posibilidad de notables éxitos económicos a corto plazo en Cuba, que afronta el incremento de la crisis económica por el desplome de la exportación de servicios y el petróleo de Venezuela, la imposibilidad de encontrar crudo offshore a mediano plazo, la infraestructura descapitalizada…

 

Por Miriam Leiva

Nuevo hotel Manzana Kempinski ubicado en la antigua Manzana de Gómez en La Habana. Foto de Yoandy Izquierdo Toledo.

 

El turismo es la única industria con posibilidad de notables éxitos económicos a corto plazo en Cuba, que afronta el incremento de la crisis económica por el desplome de la exportación de servicios y el petróleo de Venezuela, la imposibilidad de encontrar crudo offshore a mediano plazo, la infraestructura descapitalizada, las fuerzas productivas autobloqueadas, y la incertidumbre sobre las relaciones con Estados Unidos. 

Cuatro millones de turistas visitaron el país en 2016, un 13% más que en el año anterior, según el Ministerio de Turismo de Cuba. Sin embargo, no existen capacidades hoteleras y de servicios para el incremento sostenido de los visitantes. Los precios son muy elevados, la moneda cubana está sobrevalorada, la calidad de los servicios y la oferta de productos esenciales son deficientes.

Afortunadamente, Cuba posee condiciones óptimas para el desarrollo del turismo por la exuberante diversidad de su naturaleza, la afabilidad de su pueblo y el patrimonio cultural. Actualmente atesora el embrujo de lo ignoto y la curiosidad por saborear la manzana prohibida en una sociedad cerrada durante más de 50 años “antes de que se salte del pasado carcomido a lo cotidiano en el mundo exterior”.

La urgencia económica del llamado Período Especial en Tiempos de Paz iniciado en 1994 convenció a Fidel Castro sobre la inevitabilidad de permitir el turismo controlado hacia polos aislados como Varadero y los cayos. Su desarrollo rebasó las ataduras políticas y burocráticas impuestas a las empresas estatales, mediante el conglomerado GAESA del sistema empresarial de las Fuerzas Armadas, actualmente dirigido por el general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, y supervisadas directamente por Raúl Castro.

Hoy, la mayor parte de las inversiones extranjeras en Cuba están en el turismo, fundamentalmente por contratos de administración con financiación para remodelar y construir hoteles, con predominio de las compañías españolas Meliá, Iberostar y otras, así como con la irrupción de francesas, suizas, holandesas, alemanas, chinas. Todos se preparan para el boom de norteamericanos, con hoteles de lujo y 4-5 estrellas, campos de golf y marinas, antes de la llegada de las empresas de Estados Unidos.

La Feria Internacional del Turismo (FITCUBA 2017)1 se efectuó del 3 al 5 de mayo, en Holguín, cuarto destino turístico de Cuba. El país invitado de honor fue Alemania, emisor en 2016 de 242 000 visitantes y el primer mercado de Europa hacia Cuba, con un 38 por ciento de crecimiento. La feria estuvo dedicada a la modalidad de circuitos y el lanzamiento de Gibara como destino turístico con el valor añadido de la realización del Festival Internacional de Cine, y la promoción de inversiones en la península El Ramón de Antilla, Cayo Saetía y las playas Esmeralda, Guadalavaca y Pesquero.

En la inauguración de la Feria, Manuel Marrero, ministro de Turismo, anunció la llegada de 2 millones de visitantes a Cuba en los primeros cuatro meses del año, un 17% más que en igual período de 2016, y presentó la Cartera de Oportunidades con 110 proyectos para inversión extranjera. Simultáneamente se realizaron las Romerías de Mayo en Holguín, llamada la ciudad de los parques. Entre las singularidades de esta provincia están el nacimiento del Lugarteniente General del Ejército Libertador Calixto García Íñiguez, de Fidel y Raúl Castro en la finca Birán, y de Fulgencio Batista y la familia Díaz Balart en el pueblo de Banes.

La conferencia anual de Latin American Hotel and Tourism Investment (SAHIC-CUBA 2017) se realizó en La Habana, 15 y 16 de Mayo 2017, primera ocasión en el Caribe. El viceministro de Turismo, Luis Miguel Díaz, dijo que participaron 225 delegados de más de 20 países, representantes de las más importantes compañías hoteleras mundiales y destacados inversores del sector, según Granma del 16 de mayo. José Daniel Alonso, director general de inversiones y negocios del MINTUR, informó la actual oferta de 19 desarrollos hoteleros en la modalidad de empresa mixta, 75 contratos de administración y comercialización hotelera en instalaciones nuevas y existentes y 2 contratos de administración y comercialización de servicios en marinas. También anunció que al cierre de marzo existían 82 contratos de administración con 19 cadenas hoteleras extranjeras, provenientes de ocho países. Para el 2030, se espera haber desarrollado 224 instalaciones y 32 ampliaciones, así como 24 proyectos de campos de golf, con 11 hoteles asociados, 23 náuticas y marinas, y 47 de recreación, esparcimiento y aventuras.

Por su parte, Arturo García, presidente de SAHIC, dijo a Reuters que no fue una casualidad la presencia de Marriot, Hilton, Hyatt, Choise y Wyndham. “Estamos muy interesados en Cuba como destino para nuestros huéspedes”, afirmó David Tarr, vicepresidente senior de bienes raíces y desarrollo de la empresa Hyatt. Starwood se convirtió en la primera empresa hotelera de Estados Unidos en operar un hotel, el Four Points Sheraton, después de más de 50 años de prohibición por ambos países. Resulta evidente que las empresas norteamericanas han estado preparando su presencia en Cuba, donde las compañías aéreas y de cruceros lograron avances con la política de Obama, a pesar de la lentitud del gobierno cubano en su implementación. Hasta el presente, el presidente Trump parece que atenderá los reclamos de sus colegas hombres de negocios.

Los visitantes norteamericanos acogidos a las 12 categorías autorizadas ascendieron a 285 000 en 2016. Alrededor de 2 millones podrían hacerlo para 2025, y existiría abundancia de negocios para las empresas en la construcción de la infraestructura turística, según el Boston Consulting Group (BCG).

La Primera Convención de Comercio se efectuó del 15 al 19 de mayo, inaugurada por Mary Blanca Ortega Barredo, ministra de Comercio Interior (MINCIN), la participación de 565 invitados y delegados, y representantes de España, Italia, Panamá, Suiza, México, Austria y Noruega para un total de 10 países. 165 expositores en 35 stands buscaban inversores, distribuidores y clientes. Alejandro Gil, viceministro primero de Economía y Planificación, resaltó la importancia de promover la industria nacional en función del desarrollo del turismo. Con ese propósito, entidades del Ministerio de Turismo intercambiaron con grupos empresariales de la industria ligera, que anunciaron el crecimiento del 12% en cinco años con venta de más de 70 líneas de productos con calidad competitiva para hoteles, y el Ministerio de la Agricultura informó que garantiza el 91% de la demanda total del turismo este año, según un reportaje del Noticiero Estelar de la televisión el 18 de mayo.

El turismo podría beneficiar a todos los cubanos, si se contrataran libremente como fuerza de trabajo en las construcciones y empleomanía de las instalaciones; pudieran invertir y ofertar sus servicios mediante mini, pequeñas y medianas empresas privadas de campesinos y cuentapropistas, incluidos médicos, enfermeros, ingenieros, arquitectos, abogados, artistas, músicos y otras profesiones. El llamado encadenamiento productivo para suplir importaciones y lograr exportaciones “dentro de fronteras”, o sea la venta a los cruceros y hoteles, resulta atinado. Pero se extiende la utilización de efectivos de las empresas de las Fuerzas Armadas, incluidos reclutas del servicio militar y del Ejército Juvenil del Trabajo a través de las entidades de la corporación GAESA, y comenzó la importación de los trabajadores extranjeros (indios) con salarios apropiados frente a los nacionales con sueldos miserables. El gran desabastecimiento en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) imprescindibles para la población, podría deberse a la oferta preferencial para las instalaciones turísticas, porque las producciones son muy bajas y el gobierno carece de liquidez para importar.

Los cubanos seguimos esperando las promesas de bonanza a cambio de sacrificios, mientras los visitantes pasean felices en los autos norteamericanos de los años 1930-40-50, convenientemente descapotados y acicalados. El turismo resulta promisorio, pero con oportunidades y beneficios para todos.

Referencia

1FITCUBA 2017 contó con 2000 participantes, y simultáneamente se realizó una Feria de Proveedores. Entre los documentos firmados estuvieron las cartas de intención para el Complejo Turístico Inmobiliario Marina Residencial Punta Gorda, en Cienfuegos, entre la empresa alemana CON-IMPEX Touristik y la cubana Sociedad Mercantil Cuba Golf; la creación de la empresa mixta «Punta Colorada SA», entre las sociedades Playa Golf and Resorts International Panamá SA y Cuba Golf SA, que acometerá por fases la ejecución y explotación en Guanahacabibes, Pinar del Río. El ministro Marrero, y el presidente de Iberostar, Miguel Fruxá presenciaron la firma del contrato para operar tres hoteles en Gibara. En diciembre se inaugurará el hotel cinco estrellas Playa Pesquero Iberostar Holguín, con el mayor parque acuático del oriente cubano. La cadena española Meliá comenzará a administrar ocho nuevos hoteles en las ciudades de Cienfuegos, Trinidad y Camagüey para un total de 931 habitaciones, en 2018, informó el grupo hotelero en un comunicado.

Miriam Leiva.

Periodista independiente.

Reside en La Habana.