Viernes de Rosalia

UN NO NECESARIO

Rosalia Viñas Lazo | 28 Septiembre, 2018

Viernes de Rosalia

En los medios de comunicación oficiales no paro de escuchar acerca de la participación y compromiso que el pueblo cubano está teniendo en el debate de la Reforma Constitucional. También he escuchado que los jóvenes están teniendo un rol importante en esta discusión y se sienten comprometidos y apoyan los ideales que promueve el gobierno cubano.

Personalmente creo que son muchos los cubanos que no han leído siquiera el Proyecto de Constitución y no tienen la más mínima idea de lo que puede representar la aprobación de una Carta Magna que no respete los principios, derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

He conversado con amigos y conocidos respecto a este tema y son pocos los preocupados y los comprometidos en aportar al debate, otros prefieren no opinar por miedo a ser señalados y otros tienen tal desconocimiento en el asunto que creen que se trata de cualquier ocurrencia más.

En muchos debates el tema que prima y se extiende es el que plantea el Artículo 68, donde se reconoce al matrimonio como “la unión voluntaria consensuada entre dos personas con aptitud legal para ello”, lo que implica la implica la “absoluta igualdad de deberes y derechos de los cónyuges, obligados a atender el mantenimiento del hogar y la formación integral de los hijos”.

Sin querer restarle importancia al artículo anterior, hay una serie de artículos preocupantes en los que hay que centrar el debate, pero realmente me preocupa el Artículo 3 que plantea que “los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución”. ¿Cuántas interpretaciones se le pueden dar a este artículo? “Cualquiera” puede ser un periodista, un educador, un constructor, un informático, puede ser cualquiera que piense diferente al sistema político y lo exprese de manera pacífica. “Cualquiera” puede ser un familiar, un amigo, alguien con quien creciste, alguien con familia y una vida por delante. Cuando dice, combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, incita a la violencia y al horror entre hermanos cubanos que somos todos, a pesar de las diferencias con las que todos nacimos.

Creo que los cubanos todos necesitamos conectarnos con la realidad y decir NO cuando sea necesario.

 


Rosalia Viñas Lazo (Pinar del Río, 1989).

Miembro del Consejo de Dirección del CEC.

 

Ver todas las columnas anteriores