Miércoles de Livia

La actitud: lo más importante

Livia Gálvez Chiú | 25 Octubre, 2017

Miércoles de Livia

La vida de los seres humanos está llena de sucesos y de rutina también. Es lo normal. A veces nos encontramos con personas que ante una situación difícil se mantienen optimistas, que se fortalecen ante la adversidad, que no dejan de hacer aun cuando el mundo parece estar inmóvil y cuando sus esfuerzos parecen en vano. Por otro lado, a estas personas no los aburre la rutina, de cierta manera, los impulsa a hacer cosas novedosas, sin contar con que casi siempre están de buen humor. Y entonces nos preguntamos: ¿cómo lo logran?

Todos debemos enfrentarnos a circunstancias y sucesos adversos que nos rompen la rutina, que nos cambian el estado de ánimo. Y nadie puede valorar si su problema es mayor o menor que el de los demás teniendo en cuenta que todo depende de muchas cosas: de la capacidad de cada uno, del ambiente en el que vive, de la situación económica, de la educación recibida, de los amigos…

Es un problema de actitud ante la vida. Es una manera de vivir trascendente y real. La actitud es lo más importante para lograr la realización personal y también para vivir en sociedad y  es la  que asumamos en cada momento la que hace la diferencia.

Los sucesos y la rutina de la vida, en la mayoría de los casos, no los  podemos cambiar. Pero la actitud es cuestión de decisión personal.

 


Livia Gálvez Chiú (Pinar del Río, 1971).
Licenciada en Contabilidad y Finanzas.
Miembro del Consejo de Redacción de Convivencia.
Reside en Pinar del Río.

 

Columnas anteriores

18 octubre 2017│Tranquilidad ciudadana: difícil de lograr en Cuba.

11 octubre 2017│Pensar en el futuro, pero vivir en el presente

4 octubre 2017 │Otra sorpresa no grata

27 septiembre 2017 │La virtud del juez

20 septiembre 2017│Asumir responsabilidades

15 septiembre 2017│Irma y los cubanos

6 septiembre 2017 │El nuevo curso escolar

30 agosto 2017 │Tener compasión: crecer en humanidad

23 agosto 2017 │Un jarro de agua fría para los emprendedores cubanos

16 agosto 2017 │ Lenguaje confrontativo: regreso pretexto