Lunes de Dagoberto

La responsabilidad y la culpa

Dagoberto Valdés Hernández | 28 Mayo, 2018

Lunes de Dagoberto

En los últimos días todos los cubanos, donde quiera que vivamos o como quiera que pensemos, hemos compartido el profundo dolor a causa del accidente de aviación del pasado 18 de mayo en el que perecieron más de un centenar de personas. En su momento Convivencia, y yo personalmente, expresamos nuestras condolencias y solidaridad en el sufrimiento inenarrable de tantas personas.

Con el paso de los días van apareciendo advertencias, alarmas, avisos sobre el mal estado de la nave aérea siniestrada. Aún están en marcha las investigaciones que casos como este ameritan. Respetamos el trabajo de especialistas, técnicos, investigadores y forenses. Y agradecemos su dedicación y esfuerzo.

Solo quiero referirme a dos conceptos que van aflorando poco a poco, y siendo usados indistintamente: la responsabilidad y la culpabilidad.

Responsabilidad es la capacidad para responder por un hecho, por una actitud, por un comportamiento. Es “obligación de responder de algo”.  Se puede ser responsable de algo y no ser culpable directo de ese hecho.

Culpabilidad: Es la conciencia de haber actuado incorrectamente, violando una norma, incumpliendo un acuerdo, cometiendo un delito directa y conscientemente. Todo culpable es a la vez responsable de sus hechos personales.

Por tanto, ante cualquier acontecimiento existen culpables directos y también existen responsables indirectos. Toca a la justicia definir unos y otros. El dolor convoca a la solidaridad y al amor. La justicia convoca a responder ante los hechos con verdad y ecuanimidad. Y el pudor convoca al respeto y el silencio ante todo lo demás.

Hasta el próximo lunes, si Dios quiere. 

 


Dagoberto Valdés Hernández (Pinar del Río, 1955).
Ingeniero agrónomo. Premios “Jan Karski al Valor y la Compasión” 2004, “Tolerancia Plus” 2007, A la Perseverancia “Nuestra Voz” 2011 y Premio Patmos 2017.
Dirigió el Centro Cívico y la revista Vitral desde su fundación en 1993 hasta 2007.
Fue miembro del Pontificio Consejo “Justicia y Paz” desde 1999 hasta 2006.
Trabajó como yagüero (recolección de hojas de palma real) durante 10 años.
Es miembro fundador del Consejo de Redacción de Convivencia y su Director.
Reside en Pinar del Río.

 

Ver todas las columnas anteriores